El camino de la recuperación agrícola en la huerta valenciana

 

Forma parte de la historia el ciclo de vida de los productos. La comarca de La Ribera (Valencia) era productora de arroz de forma masiva. Fue más tarde, alrededor de los años 60 cuando comenzó la reconversión varietal en la comarca, pasando por diferentes cultivos hasta asentarse el naranjo en la zona. Hoy día, podríamos afirmar que la naranja ha llegado a ese final del ciclo de vida. No podemos afirmar categóricamente que desaparecerá, pero muchos expertos coinciden en afirmar que sólo quedarán las variedades más especializadas.

En la actualidad, la quinta parte de la superficie agraria de la Comunitat Valenciana ha dejado de cultivarse. El escalofriante aumento de abandono de campos de cultivo en el año 2013  hace presagiar lo peor. Según datos de l’Associació Valenciana d’Agricultors (AVA), entre 2002 y 2011, la zona de campo abandonada fue de 166.510 hectáreas, una cantidad que representa casi el 22% de la superficie total de cultivo.  La escasa rentabilidad del producto valenciano por excelencia, los costes de producción como economía desarrollada y una competencia desleal cuestionan la viabilidad del cultivo valenciano.

campo abandonado

Uno de los campos abandonados en la localidad ribereña de Manuel

El abandono de parcelas comporta uno de los mayores riesgos ambientales para los campos que sí están siendo cultivados. Tanto es así que ya son varios los municipios que han puesto en marcha iniciativas para atajar el problema de raíz. Es el caso de  Algemesí, que intenta poner en jaque el abandono de los campos mediante sanciones. Así, el consistorio de esta localidad de La Ribera, modificó la ordenanza reguladora de usos y costumbres rurales que insta a los propietarios de los bancales a mantenerlos en las debidas condiciones de limpieza y salubridad para evitar riesgo de incendios, focos de insectos y parásitos dañinos para las cosechas.

Cristóbal Aguado explica el problema de los robos en los campos

La falta de protección legislativa que sufre el agricultor es decisiva para que muchos desistan en la actividad. La Comunitat se sitúa en los primeros puestos por robo en las cosechas. Por primera vez, se habla de una reforma del Código Penal que afecta directamente al campo, aunque algunos representantes de sindicatos agrarios, como es el caso del presidente de l’Associació Valenciana d’Agricultors (AVA), Cristóbal Aguado, quien considera que esta ley “es un proyecto insuficiente y mejorable”. Y añade: “Creo que si a esas personas que se les detiene, y van a la cárcel porque ya tienen antecedentes,  sería una medida que desincentivaría el hurto en los campos y nos aproximaríamos a la forma de proceder de otros países del entorno europeo”.

Por otra parte, para el secretario general de la Unió de Llauradors, Ramón Mampel, “los agricultores no tenemos que avergonzarnos y debemos recuperar la cultura de la denuncia”. “No son sólo los robos, sino el destrozo que supone una nueva inversión para el agricultor si quiere continuar con su explotación; debería considerarse delito el robo a partir de 1 euro”, sentencia Mampel.

Y ni aún así. La inversión en campos de cultivo está poco respaldada por la Administración. Los costes de inversión, junto con la escasa rentabilidad de la naranja valenciana, están propiciando un nuevo escenario para el agricultor. “Tenemos que competir con Marruecos, que paga a los hombres adultos 1 euro la hora de trabajo. En España son 10 euros”, indica Cristóbal Aguado. “Hay una carencia importante de reciprocidad en las leyes comerciales, en las normas de comercio y en las formas de llegar a un mercado”, lamenta Aguado.

“Tenemos que competir por calidad y no por precio”, asegura el presidente de la Asociación de Empresario de Manuel, Vicente Hernández. Y añade: “Tenemos que basarnos en la especialización para producir productos con una calidad diferente que nos permitirá tener unos precios viables para el desarrollo de la agricultura valenciana”.

Y resulta que tal vez, cuando más difícil es la situación, más se crece el ser humano; capaz de adaptarse a nuevos escenario con el único objetivo de sobrevivir. Según subraya la Asociación Profesional del Trabajo Autónomo (UATAE), en 2013, la Comunitat ha sido una de las comunidades que ha roto la tendencia a la baja y la cifra de autónomos agrícolas asciende en un 0, 22%, muy por delante de otras comunidades. Un porcentaje que representa un total de 30 nuevos autónomos y supone el comienzo de la dinamización del sector.

En esta línea, comienzan a gestarse las primeras iniciativas de recuperación de campos de cultivo, reconversión y modernización de la agricultura, incentivando en  la incorporación de jóvenes al sector, alternativas de cultivo, búsqueda de cultivos nuevos que puedan adaptarse al microclima y a las propiedades de la tierra, que tengan un precio más estable y que puedan ofrecer una mejor garantía económica. Son los cimientos del plan de futuro del sector agrícola que ya supone un 20% del PIB de la Comunitat Valenciana.

PepMontagud

Pep Montagud, uno de los agricultores autónomos del municipio de Manuel

Asimismo, son algunos los que han sabido interpretar las necesidades del sector primario. De este modo, el concejal de Agricultura de la localidad ribereña de Alginet, Antonio Lozano, ha sido el precursor de la reconversión varietal del municipio, de la naranja al caqui. Para ello, ha sido necesario un estudio de la viabilidad de este fruto en esta localización geográfica, apoyado con la creación de una marca y una denominación de origen: Caqui Persimón, el caqui de la Ribera del Xúquer. “Hace diez años, el caqui no tenía hueco en el mercado por su aspereza; ahora hemos conseguido eliminarla”, explica Lozano. Esta reconversión ha supuesto para Alginet, un municipio con alrededor de 1.600 parados, un pulmón impresionante. “Movemos el mercado, tenemos a gente recolectando y confeccionando y la cantidad de campos abandonados se han visto reducidos drásticamente”, asegura el concejal.

Agricultura ecológica, el pulmón verde de la huerta valenciana

La Unió de Llauradors i Ramaders pone en marcha su iniciativa “Punt de sabor”

¿Cuál es el origen de las naranjas “Navel?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s