Más…

 

Cultivos alternativos al declive de la naranja

En plena crisis de los cultivos tradicionales, el campo de la Ribera está inmerso en la reconversión varietal.  Aunque el producto estrella por su elevada rentabilidad es el caqui, nacen nuevas propuestas de cultivo que no desmerecen en cuanto a posibilidades económicas.

El caqui, el aguacate, el kiwi, la chirimoya, el mango, la granada o la platerina. La oferta de productos emergentes es grande. ¿Pero todos son rentables? ¿Cuál de ellos ofrece mayor viabilidad económica? A esas preguntas trata de responder un nuevo estudio, impulsado por la Unió de Llauradors, que busca además apoyar la formación de los trabajadores del campo.

El kiwi, mayor inversión inicial

El kiwi es el cultivo que requiere mayor inversión inicial: 3.000 euros por hanegada, frente a los 221 euros del caqui, 142 euros del aguacate, 175 de la chirimoya o 396 de la platerina. También la plantación del kiwi es la que ofrece mayores costes variables mientras que la del aguacate, la que menos.

En cambio, el caqui es el requiere mayores costes fijos, 242 euros por hanegada, ya que como consecuencia de la concentración de la producción, las primas de seguro son mucho más elevadas que en otros productos. Sumando todo el gasto, el kiwi requiere 677 euros por hanegada al año, mientras el aguacate tendría suficiente con 319 euros por hanegada y el mango con 308 euros. En cuanto al precio en origen, la platerina se pagaría a 1,19 euros kilo, el aguacate y el mango a 1,16 euros, mientras que el caqui quedaría en 0,41 y el mango en 0,85 euros el kilo.

 

Agricultor activo

En uno de los “considerandos” de la propuesta de la Comisión, se indica que el objetivo fundamental de regular la figura de agricultor activo es excluir de la percepción de pagos directos de la PAC a beneficiarios cuyo propósito comercial no esté, o sólo marginalmente, dirigido a una actividad agraria, como aeropuertos, compañías ferroviarias, empresas inmobiliarias y empresas de gestión de instalaciones deportivas. Se destaca, sin embargo, que por su importante contribución a la vitalidad de las zonas rurales, no se debe impedir que los agricultores a tiempo parcial perciban pagos.

Consecuentemente, en el articulado de la propuesta de la Comisión se establece, respecto al agricultor activo, una especial definición negativa, ya que se dispone que:

“No se abonarán pagos directos a las personas físicas y jurídicas, o grupos de personas físicas o jurídicas, cuando concurra una de las siguientes circunstancias:

a. El importe anual de los pagos directos es inferior al 5% de los ingresos totales obtenidos de actividades no agrarias en el ejercicio fiscal más reciente; o

b. Sus zonas agrícolas son principalmente zonas mantenidas naturalmente en un estado adecuado para pastos o cultivo y no desempeñan en esas zonas la actividad mínima establecida por los EEMM de conformidad con el artículo 4, apartado 1, letra c ).

La limitación precedente no se aplicará a los agricultores que hayan recibido menos de 5.000 euros en concepto de pagos directos el año anterior.

Se hace notar que se establece una vinculación entre la figura de agricultor activo y la definición de actividad agraria. El reglamento establece una nueva definición que pretende reforzar la vinculación de los beneficiarios de la ayuda con una actividad agraria “real”. De esta forma, como novedad, la definición hace referencia a:

– El mantenimiento de la superficie agrícola en un estado idóneo para pasto o cultivo sin ninguna acción preparatoria que vaya más allá de los métodos y maquinaria agrícola tradicionales,

– La realización de una actividad mínima que debe establecerse por los Estados miembros en aquellas superficies agrícolas naturalmente mantenidas en un estado adecuado para pastos o cultivo.

 

 

Régimen para pequeños agricultores

La propuesta de Reglamento también establece los principios que regirán el régimen especial simplificado de pagos directos para los pequeños agricultores y que vendrá a sustituir, para sus beneficiarios, a la totalidad de los pagos que forman parte del modelo general de ayudas.

Para poder acceder a este régimen simplificado, los agricultores deberán poseer derechos de pago básico y cumplir con los requisitos mínimos, de superficie o importe de ayudas, establecidos por el Estado miembro para poder beneficiarse de pagos directos.

Los agricultores decidirán, de manera voluntaria, si se acogen a este régimen simplificado o prefieren mantenerse en el régimen general. Aquellos agricultores que decidan no incorporarse al régimen de pequeños agricultores en el primer momento, o retirarse posteriormente del mismo, no podrán volver a incorporarse con posterioridad.

Para cada Estado miembro, el régimen para pequeños agricultores no superará el 10% de su sobre nacional para pagos directos, descontada la ayuda al algodón. En caso de superarse este porcentaje, se llevaría a efecto un recorte lineal del pago a todos los beneficiarios del régimen simplificado.

Los fondos para la financiación del régimen se obtendrán, en primer lugar, de los importes que corresponderían a sus beneficiarios si éstos pertenecieran al régimen general. En caso de resultar insuficientes, se efectuaría un recorte lineal del pago básico a todos los agricultores.

Todos los beneficiarios del régimen para pequeños agricultores en un Estado miembro recibirán el mismo importe anual de ayuda por explotación. Dicho importe lo fijará el Estado miembro en un valor máximo del 15% del pago medio nacional por beneficiario ó en un valor igual al pago medio nacional por hectárea por un número de hectáreas máximo de tres. Si el resultado de la opción elegida por el Estado miembro resultase inferior a 500 euros o superior a 1.000 euros, se igualaría a 500 y 1.000 euros respectivamente (excepción de Malta y Chipre, para los que el límite inferior se fija en 200 euros).

Los beneficiarios de este régimen:

– No estarán sometidos a control de condicionalidad.

– Quedarán exentos de las prácticas adicionales para el cobro del “componente verde”.

– Deberán mantener al menos un número de hectáreas correspondiente al número de derechos que posean, con un mínimo de una hectárea.

 

La naranja como antídoto

En una obra de inapreciable valor para conocer la historia de la gastronomía, El banquete de los Deipnosofistas,  una extensa obra de investigación literaria y anticuaria del escritor helenístico Ateneo de Náucratis, escrita en Roma a principios del siglo III d. C., los comensales, todos ellos hombres sabios, entre los que estaba Galeno, el médico, y Ulpiano, juriconsulto, disertan sobre toda clase de alimentos y, en determinado momento, recae la conversación sobre los cítricos.

Demócrito de Nicomedia, filósofo que también se encontraba entre ellos, explica que los frutos cítricos, tanto si se toman en su estado natural como en forma de zumos, constituyen un poderoso antídoto contra toda clase de venenos. Y para reforzar su afirmación, cuenta el relato de un paisano suyo, secretario del gobernador romano de la provincia de Egipto: se condenó a dos delincuentes  a ser arrojados a un foso lleno de serpientes. Cuando estaban siendo llevados por las calles a cumplir su condena, una vendedora de frutas se apiadó de ellos y, en secreto, les proporcionó frutos cítricos que los delincuentes se apresuraron a tomar. Por ello, y causando una sorpresa general, salieron indemnes del foso, a pesar de las picaduras de las serpientes.

Se supo que habían comido cítricos pero, el gobernador, hombre de espíritu científico, hizo repetir la prueba: a uno de ellos se le permitió comer de nuevo el fruto; al otro no. El resultado fue convincente: el primero se salvó, mientras que el segundo murió envenenado por las picaduras de las serpientes.

Demócrito proporciona algunas aclaraciones complementarias: a fin de conseguir los beneficiosos efectos de tales frutos, había que cocerlos enteros, sin pérdida de sus pepitas, y mezclarlos con miel del Ática. Quien tomara por la mañana, y en ayunas, dos o tres dedos de esta mezcla podía considerarse, al menos durante toda una jornada, inmune a la acción de las más poderosas ponzoñas.

Estas son las figuras de la huerta valenciana que debes conocer

Existe una diferencia notable de calidad y sabor en las naranjas y mandarinas frescas de las que se pueden encontrar en las tiendas, el producto ha sufrido el paso por intermediarios, tratamientos químicos y cadenas de frio.

AGRICULTORES: Trabajan de sol a sol y arriesgan su trabajo con la climatología, comercialmente tienen todas las de perder, obligados por la distribución a vender a precios de coste. Es cierto lo que explican algunas páginas web, el agricultor y el cliente final son los perdedores de todo un proceso caduco de comercialización.

INTERMEDIARIOS: No arriesgan, compran al agricultor a precios de coste, especulan con la oferta y demanda. Conocidos popularmente en el campo como “Los comerciantes” empresas que compran en origen la naranjas y mandarinas al agricultor, los comerciantes aprovechan su fuerza para pagar precios por debajo o igual al coste de producción, atenazando la supervivencia del agricultor, la cadena de intermediarios se llevan cada una parte del margen del precio final. “El comerciante” almacena la naranja y mandarinas en grandes cámaras frigoríficas, cuando el producto entra en sus almacenes se confecciona , es escaneado, seleccionado mecánicamente por tamaños idénticos, aplicándose productos químicos para su mantenimiento o desverdización en cámaras a su vez se les aplica un cera para que el producto brille en la tienda. Pueden pasar meses en cámaras antes de su venta, oferta y demanda, por ello el precio fluctua. Cuando se conforma el pedido se transporta en camiones refrigerados a los mercados de abastos, para posteriormente venderlo a los puntos de venta tradicionales. En ocasiones pueden pasar varios meses antes de consumirse la fruta. Conclusión, es entendible porque el sabor y el zumo ha ido desapareciendo.

Algunos intermediarios distribuyen en España naranja/mandarinas de Marruecos u otros países con marca española, aprovechando la estacionalidad de la naranja Valenciana, por lo tanto es muy buena idea por parte de los agricultores aproximar sus cosechas al consumidor final, y por parte nuestra apoyarlos.

Por supuesto nada que ver con una naranja o mandarina Valenciana fresca y natural. 
Os recomendamos en alguna ocasión visitar al agricultor y sus campos, con tal de haceros una idea de cómo trabaja.

Algunos “comerciantes” tradicionales o personas sin escrúpulos haciéndose pasar por agricultores, venden naranjas y mandarinas que no son frescas pasadas por cámaras frigoríficas. Nuestra experiencia de compra directa por internet es que no todas las punto.com de venta de naranjas son iguales, hay diferencias notables en cuanto a calidad, precio y servicio.

VOLEM UN FUTUR PER AL NOSTRE RIU, PER A LA NOSTRA TERRA

Manifest de la Mesa pel Xúquer

El riu Xúquer ha sigut sempre el riu valencià per excel·lència, el cor de l’aigua per a la majoria dels valencians i dels riberencs. Durant molts segles, ha sigut un vertader riu, com hem escoltat al poema de l’alzireny Ibn Jafaya, escrit fa 1.000 anys. El Xúquer ha alimentat una agricultura llegendària de tarongerars, hortes i arrossars. Ha mantingut l’Albufera sana i plena de vida. Ha arribat a Cullera net, i encara amb força, fertilitzant el mar i renovant l’arena de les platges.

Però fa unes dècades que el Xúquer no és el mateix, ara porta un 60% menys de cabal que duia fa tan sols 30 anys. Els poderosos, els que decideixen el futur dels nostres rius i territoris ja fa anys que posaren els ulls en el Xúquer per pegar-li una mossegada més, tal vegada la definitiva, amb l’objectiu d’utilitzar la seua aigua per al negoci i l’especulació.

Però el Xúquer no dona més de sí. A la Manxa, la sobreexplotació del seu aqüífer ocasiona el declivi del nostre riu que arriba exhaust i sense força a les nostre terres. L’Albufera tampoc és la mateixa que teníem als anys 70 i aconseguir la millora del seu estat és cada vegada més difícil. Per si fora poc, el lobby de l’aigua d’Alacant no deixa d’exigir la millor aigua del Xúquer, i desprecia la del final del riu, la de la Marquesa, que és apta per al reg agrícola. Volen la d’Antella, la de Cortes, la d’Alarcón per a fer negoci amb ella. I els nostres governants de València i de Madrid, no defensen a la Ribera, ni al Xúquer, ni a l’Albufera. Enlloc d’això permeten i promouen l’espoli dels nostres recursos hídrics.  

Després d’un pla de conca nefast per al Xúquer, el de 1998, esperàvem que el nou pla complira la Directiva Marc de l’Aigua i avançara en la bona direcció de la recuperació ambiental, compatibilitzant els usos econòmics amb els ambientals.

Però en canvi, el pla aprovat pel Consell Nacional de l’Aigua, recolzat pel Govern i per la Generalitat Valenciana, és un pla que condemna al Xúquer: no contempla uns cabals ecològics suficients per al Xúquer i l’Albufera. Augmenta els cabals per a regar a la Manxa consagrant la sobreexplotació de l’aqüífer que proporcionava aigua al Xúquer. Li nega una concessió d’aigua del riu per a beure a la Ribera i en canvi li la dona al Vinalopó. I, a més, el Pla estableix que els estalvis de la modernització del regadiu a la Ribera aniran també a Alacant, en lloc de compensar els cabals del Xúquer i l’Albufera per la reducció dels retorns de rec.

Per si fóra poc el ministre d’agricultura i el vicepresident del Consell firmaren un protocol que marca el camí per a fer un segon transvasament al Vinalopó, recuperant l’original a Cortes de Pallàs, fent-ne una altre a Antella o emportant-se l’aigua des d’Alarcón, el que suposarà la mort  del Xúquer i de l’Albufera, i perjudicarà greument el nostre futur. No volem cap altre transvasament ni des de Cortes, ni des d’Antella, ni des d’Alarcon. Diguem-lo ben alt per que s’assabenten: Al Xúquer no li sobra aigua, ni gota!

Hem volgut que en aquesta Festa pel Xúquer tinguen un protagonisme especial els xiquets i les xiquetes perquè és a ells als qui estan furtant-los el futur. Però no anem a consentir-ho.

No podem creuar-nos de braços i consentir la mort del Xúquer i de l’Albufera. Hem de mobilitzar-nos, com férem en 2005 i en 2010, i aconseguir parar aquests projectes. Hem d’impedir la venda del nostre riu i de la nostra aigua per a interessos privats.

Anirem a Europa, al tribunals i on siga necessari. Per això us convidem a participar en les mobilitzacions previstes: el 31 de maig a les 11 del matí al Palmar, però sobretot vos esperem a València el 14 de juny a les 7 de la vesprada per omplir la Plaça de Manises.

Hem de fer escoltar ben fort la nostra veu i dir als governants que la Ribera i les altres comarques del País Valencià no anem a consentir que espolien els nostres recursos hídrics.

 

 

¿Cuál es el origen de las naranjas “Navel”?

La mayoría de las variedades de Naranjas Navel se originaron a partir de la variedad Whasington Navel. A continuación hemos seleccionado las variedades más importantes de estas Naranjas, y establecemos el origen de la misma, ordenados alfabéticamente:

  • Naranjas Barnfield Late: Obtenida por mutación espontánea de yema en un árbol de Whasington Navel. Fue descubierta por Mr. Wayne Barnfield en 1980 al Norte de Mildura (Australia).- Naranjas Caracara: Se originó por mutación espontánea de yema en un árbol del grupo navel, detectada en la finca Caraca situada cerca de Valencia (Carabobo) en Venezuela. Se introdujo en España en 1988.
  • Naranjas Fukumoto: Se originó por mutación espontánea de yema en un árbol de Whasington navel en Japón. Introducida en California en 1983 y comercializada en 1990, a donde pasó a Chile a mediados de ese mismo año.
  • Naranjas Lane Late: Se detectó en 1950 en Australia como mutación espontánea de yema en un árbol de Whasington Navel. En España comenzó su difusión comercial en 1987.
  • Naranjas Navelate: Se originó por mutación espontánea de yema en un árbol de Whasington Navel en Vinaroz (Castellón) en 1948, no iniciándose su difusión comercial hasta 1957.
  • Naranjas Navelina: Se originó en Estados Unidos por mutación espontánea de yema en un árbol de la variedad “Early navel” en 1933 y recibió el nombre de Navelina por el tamaño del árbol, algo inferior a la de la variedad Whasington navel.
  • Naranjas Newhall: Se originó en California por mutación espontánea de yema en un árbol de Whasington navel y fur introducido en España por la Estación Naranjera de Levante en 1966.
  • Naranjas Powell Summer: Se originó por mutación espontánea de yema en un árbol de Whasington navel, descubierta por Neily Joyce en Australia en 1982.
  • Naranjas Ricalate: Se originó por mutación espontánea de yema en un árbol de Whasington navel, detectada en 1977 en Ribera de Cabanes (Castellón).
  • Naranjas Rohde Summer: Se originó por mutación espontánea de yema en un árbol del grupo navel, descubierta por Mr. Len Rohde en 1982 en Nangiloc, Victoria (Australia).
  • Naranjas Thomson: Se originó por mutación espontánea de yema en un árbol de Whasingot navel, detectada alrededor de 1981 en California.
  • Naranjas Whasington Navel: Probablemente se originó por mutación espontánea de yema, en Bahía (Brasil) a finales del siglo XVII.

 

 

 

David Román: “Prefiero la educación y la información al activismo”

Desde 1989, David Román comenzó a adentrarse en el universo vegetariano tras leer un libro que trataba sobre lo perjudicial que era la carne para la salud. Siete años más tarde, este alcoyano de 39 años, dio el paso hacia el veganismo y desde entonces su vida gira en torno a este estilo de vida. Arropado por sus compañeros, decidió fundar la Unión Vegetariana Española para que las nuevas generaciones tuvieran un punto de apoyo. Esto ocurrió en marzo de 2003 y desde entonces David Román no ha parado de informar y dar a conocer junto a otros miembros, el estilo de vida vegano por toda España. Toda una vida dedicada al veganismo y a la alimentación sana y saludable, libre de crueldad animal, que cada día gana más adeptos, ya sea por moda o por ética. Con David Román nos adentramos en el universo vegano tratado desde el punto de vista de un hombre que ha crecido y luchado para que la palabra ‘veganismo’ resuene allá por donde pisa.

Pregunta: ¿Cuál fue el principal motivo por el que se hizo vegano/vegetariano?

Respuesta:Los productos de carne saturan tanto al organismo que en gran cantidad perjudican; y por supuesto todos los efectos que conllevan: enfermedades cardiovasculares, cáncer… Son muchas las personas que al hacerse vegetarianas aseguran que las digestiones son más ligeras, se sienten más energéticos, se sienten más ágiles, activos y contentos… Es un cambio a todos los niveles.

P: ¿Cómo eran los veganos del principio y cuál ha sido la evolución del movimiento en España?

R: Hay que tener en cuenta el contexto. La sociedad española en 1995 era muy diferente, y el término vegano era desconocido totalmente. Cuando yo empecé a moverme conocía a tan solo a 5 ó 6 personas veganas pero poco a poco fue creciendo el interés social por esta filosofía. El cambio que ha dado en los últimos años ha sido brutal. Junto con el movimiento, la alimentación también ha evolucionado.

Por ejemplo, antes no había soja en el mercado. Aunque cabe destacar que para ser vegano no hace falta consumir ese tipo de productos. Ofrecen diversidad a nuestra dieta, aunque todos estos sucedáneos son prácticos, no son fundamentales.

P: ¿Cuál es el momento más duro por el que tiene que pasar un vegano?

R: En realidad, yo no hablaría de un momento concreto porque la mayoría de los veganos luchan en el día a día. Cuando se tienen que enfrentar con la familia, con amigos, con la sociedad, cuando tienen que salir a comer por ahí… Ese es el problema principal porque esta situación desgasta mucho a nivel psicológico y emocional. Hay que tener, a parte de un convencimiento y una fuerza de voluntad realmente solida, apoyo de gente que piense igual o esté en la misma situación porque si no, se hace realmente difícil.

P: ¿Qué opina de que la sociedad conciba a los veganos como personas raras o irracionales que viven en una utopía?

R: Hace 15 años se concebía a los veganos como “bichos raros”. La gente nos veía como hippies medio “chalados” y éramos motivo de burla y cachondeo. En la actualidad, ha cambiado mucho la cosa. Ya no sólo los veganos se conocen más socialmente, sino como colectivo, somos una opción que está bien, es saludable, al menos saben que existimos y nos toleran. Aunque el concepto de los veganos en la sociedad española aún está lejos de la concepción que tienen en EEUU, Gran Bretaña o Alemania, donde el veganismo está de moda. Es una opción que está ahí. Pero estoy seguro que en 10 ó 15 años esta idea evolucionará aquí también.

P: Cómo miembro de una sociedad vegana, ¿se han sentido alguna vez discriminados por la sociedad?

R: La verdad es que sí. Nosotros decidimos criar a nuestro hijo con la dieta vegana desde que nació. Al principio tuvimos algunas inseguridades puesto que sabíamos que la mayoría de la sociedad no lo entendería. Pero hoy en día la gente a ha cambiado mucho, nuestro entorno sabe que somos así y no tienen prejuicios por esto. Aunque los niños sí tienen que pasar por una etapa en la que los amiguitos se meten con ellos por ser diferentes o quieren comerse un helado como el resto de sus compañeros…

P: ¿Es posible la dieta ciento por ciento vegana a cualquier edad? o por ejemplo, ¿los niños deberían comenzar gradualmente?

R: Que los niños comiencen con una dieta ciento por ciento vegana, no solo es viable, sino mucho mejor. Ellos crecen muy sanos, casi sin enfermedades ni problemas. Después de tener la experiencia con mi hijo, decidí escribir un libro precisamente porque nuestra experiencia fue difícil, sobre todo por los enfrentamientos con médicos, pediatras, matronas… lo que queríamos era plasmas esta experiencia y ayudar a la gente que se fuera a enfrentar a eso. De hecho, a nuestra asociación llama mucha gente por temas de embarazo. Se sienten inseguros y hay que tener en cuenta que la presión social es brutal.

P: ¿Cree que los padres veganos deben inculcar a su hijo una alimentación vegana?

R: Es muy importante saber si ambos son veganos o vegetarianos, si son parejas mixtas es muy difícil. O son los dos muy tolerantes o habrá problemas, porque los niños les pedirán cosas y ambos no podrán ponerse de acuerdo. En este sentido, un padre siempre querrá lo mejor para su hijo. Si ambos son iguales, es más fácil porque la gran mayoría de estas parejas, pensaran en darle una dieta a su hijo que para ellos es la correcta.

P: Posiblemente una de las barreras de entrada a este tipo de alimentación es la creencia de que es una dieta de mayor coste económico, ¿qué opinión le merece esto?

R: Uno de los mayores errores es pensar que para comer de forma vegana tienes que ir a las tiendas donde venden productos veganos. No digo que no, también los filetes y los quesos son caros, pero desde luego si no compras productos ecológicos o elaborados, la cesta de la compra vegana, es muy económica. Porque las frutas y verduras es lo más barato que hay en el mercado. En principio no tiene por qué ser más caro este tipo de alimentación.

P: Sin embargo, la pirámide de los alimentos fomenta el consumo de leche, carne y huevos…

R: Sí. Esto se debe a que los nutricionistas tienen que adoptar una postura tolerante. Deben construir una pirámide equilibrada donde aparezcan todos los alimentos, porque a la gente no le puedes prohibir que consuma determinadas cosas porque les gusta o come por costumbre y cultura. Pero, dicha pirámide requiere de la interpretación. El esquema de la pirámide dice que comas lo que quieras y de todo pero hay que tener en cuenta que los alimentos más saludables son los vegetales, que se encuentran en la base. Esa es la idea. Aunque desde el ámbito científico y nutricional, se afirma que la alimentación saludable es una alimentación ciento por ciento vegetal.

P: Sin embargo, ha habido casos de veganos con deficiencias de vitamina B12…

R: Es cierto que los expertos hacen hincapié en la necesidad de tomar suplementos de vitamina B12 ya que se han registrado casos de deficiencia de vitamina b12 en personas veganas, de hecho en mi opinión, todo el colectivo vegano debería tomar suplementos de B12. Puede haber personas veganas que no la tomen y no presentar deficiencia, pero al haber casos documentados la única manera segura de evitarlo es tomarla.

P: La idea de que esté de moda, ¿favorece o desprestigia la dieta?

R: Creo que por lo general la favorece. Hay gente que por moda prueba muchas cosas. Aunque es cierto que si uno no lo siente o no está concienciado no lo va a mantener. Pero las personas que lo hacen por moda son más bien pocas. No son representativas.

P: Si en otros países hay más veganos deberían tener una mayor calidad de vida…

R: En estos países se intenta que la calidad de vida sea mejor, pero en ningún momento se llega a prohibir el consumo de estos alimentos tan perjudiciales. Es una mejora y aquí es donde comienza la discusión de los animalistas. Porque si generamos el bienestar de los animales perpetuamos la idea de que vivan bien, pero hay que seguir utilizándolos. Los derechos de los animales luchan para que los animales sean libres y dejaran de utilizarse por completo.

P: ¿Por qué a la gente le cuesta tanto entender que los animales tienen derechos?

R: Yo distinguiría entre varios casos. El consumidor típico de las ciudades, que no se plantea si está comiendo animales, va al supermercado y compra carne. No identifica a la carne como un producto animal. Después, otro sector como la ganadería, sí que tienen más clara la asociación de animal y carne, pero en general no los ven como animales, los ven como cosas, son alimentos y no hay ninguna carga moral. Cuando las personas sí que han tenido animalitos, las

‘mascotas’ pues no se podrían comer…

P: En España existen muchas asociaciones animalistas, no sé si está al corriente de que entre ellas no hay un fuerte vínculo de unión, ¿Qué opina de que estas fuerzas se vean debilitadas por el afán de protagonismo de alguna de ellas?

R: Es algo normal, sucede en todos los aspectos. En España se han formado diferentes núcleos y cada uno quiere hacerlo a su manera. Por esta razón, es difícil que puedan entenderse porque tienen puntos de vistas diferentes aunque coincidan en muchas cosas. Eso ha sido algo muy serio en España. Ha habido muchas discusiones por estos puntos de vista tan contrapuestos. Se ha echado en falta una federación que aglutinara a todos. La UVE nunca ha aspirado a unir a los grupos animalistas. Colaborar sí, pero nosotros nos centramos más en la nutrición vegetariana, no en la lucha por la defensa de los animales, puesto que de ello se ocupan mejor estos colectivos. Sería positivo que se unirán, pero es comprensible que cada uno tenga su enfoque. Uno de los motivos que los ha llevado a unirse en determinados momentos han sido los problemas con la justicia. Esto ha sido positivo, ya que les ha hecho reflexionar en que sus diferencias no eran tan grandes y ahora pueden trabajar mejor.

P: ¿Por qué cree que se utiliza el término “ecoterrorista” para unas personas que solo quieren la libertad con los animales?

R: Es una reacción normal de la sociedad porque intentan protegerse de lo que ellos consideran un ataque a sus intereses. Yo personalmente, no soy partidario de la acción directa, porque creo que son contraproducentes. Soy partidario de la información y la educación.

Estos grupos también, lo que pasa que en los últimos años han pasado a la acción y han entrado en un terreno peligroso que les han llevado a esta situación y les han tachado de “ecoterroristas”. El sistema lo considera como acción terrorista, aunque eso es muy subjetivo. En el caso ocurrido en España con la suelta de visones no se ha demostrado que fueran ellos, pero alguien tenía que pagar el pato, y acusaron a los grupos más visibles que había a nivel estatal, a pesar de no tener pruebas. Otro ejemplo sería el caso de Austria, les metieron en la cárcel, les arruinaron económicamente y ahora son asociaciones, que si antes tenían cierto auge, ahora están arruinadas. El sistema pretendía afectarles de esta manera.

P: ¿Hay alternativas en otros países para no testar productos en animales?

R: En EEUU se hacen campañas para que la gente se presente voluntaria en experimentos. Hay otros modelos de investigación, con células o tejidos que no sean animales vivos, por ello, hay que incidir en que busquen otras vías. En EEUU, por ejemplo, hay un grupo: el Comité de Médicos por una Medicina Responsable, que se dedican a divulgar la dieta vegana por ser la más saludable y están trabajando en que en la investigación médica se dejen de utilizar animales. Están consiguiendo grandes avances en el sentido de convencer a las universidades de que utilicen otros modelos.

P: ¿Cuál cree que es el elemento clave para el cambio de conciencia y percepción hacia el veganismo en las sociedades de todo el mundo?

R: Incidiría en los hábitos de consumo. No somos conscientes de hasta qué punto tienen una repercusión enorme en todo el planeta y en los ecosistemas. Antes de consumir un producto deberíamos plantearnos su procedencia y el impacto que tiene sobre el medio ambiente. El impacto del ser humano sobre el medio ambiente está absolutamente demostrado. El problema es que no es tan evidente para la gente que la ganadería es uno de los factores de este impacto medioambiental porque piensan que se crían los animales y ya está. Pero el impacto que tiene sobre la contaminación, las emisiones de gases efecto invernadero, el consumo de recursos de agua, de recursos vegetales, de tierras…es enorme y mucha gente no se da cuenta. Todo esto dejando al margen el impacto que tiene sobre nuestra propia salud y sobre la vida de los animales.

 

 

 

Carrera por la vida

El club veggie runners fomenta actividades como el ciclismo, la natación, el atletismo, carreras de montaña y el triatlón. Todas ellas siempre enfocadas con carácter reivindicativo, luchando por los derechos de los animales. Característica que hace de este club un colectivo muy especial.

Desde que en el año 2009, un colectivo con la misma inquietud por el deporte se conociera, gracias a la Unión Vegetariana Española, y decidieran hacerse una camiseta que defendía sus ideales y comenzar a correr con ella en las carreras populares en las que participaban, un nuevo prototipo de corredor se dio a conocer a la sociedad española: los veggie runners. Solidaridad, compañerismo, emoción, aventura, deporte y sobre todo, amor y respeto por los animales son solo algunos de los valores y atributos que comparten estos miembros. Para estos deportistas no importan los kilómetros ni las horas, lo que cuenta es la ilusión y las ganas de superación que pone cada uno de ellos para conseguir su sueño.

El club cuenta ya con más de 50 socios, repartidos por todo el territorio español y con más de 300 miembros en el grupo de facebook, donde cada semana encuentran nuevas solicitudes y altas de gente interesada en formar parte.  “Considero que el grupo de facebook es una pieza muy importante para todos en el club, ya que nos permite estar en contacto y es donde nos planteamos dudas, pedimos consejos e informamos de todas las carreras en las que vamos participando”, afirma Toni García, corredor veggie runner en la categoría de carrera de montaña.

 Las modalidades que esta asociación promueve van desde el atletismo hasta el ciclismo, pasando por la natación, el triatlón,ycarreras de montaña. Pero no solo su dieta los hace diferentes, también su actitud: “algún miembro del club ha rechazado subir al pódium para recoger el premio por tratarse de algún tipo de alimento de origen animal”, explica García, y añade: “esto es una de las cosas que hace tan especial a nuestro club, es una manera de hacer deporte y a la vez poder reivindicar una forma de vida más justa”.

Y es que, al contrario de lo que muchos piensan, llevar una dieta vegana no impide poder alcanzar un excelente rendimiento físico: “los porcentajes de nutrientes que la OMS ha determinado como saludables en la dieta reflejan que entre un 55 % y un 75% de las calorías totales que ingerimos tiene que provenir de los hidratos de carbono, y tan solo un 15% de proteínas”, esclarece al respecto Manuel Ortega, Licenciado en Ciencias de la actividad física y del deporte. “En mi dieta nunca faltan las legumbres, los cereales, la verdura fresca y la fruta”, afirma  Toni García.

Pero muchos son los deportistas que creen indispensable para la práctica del deporte la ingesta de proteína animal. “La única diferencia entre la proteína animal y la vegetal es la composición de aminoácidos de dichas proteínas”, explica Ortega, y añade: “cuando en una dieta vegana vas mezclando cereales y legumbres, tienes todos los aminoácidos que el cuerpo necesita. No existe ninguna diferencia a nivel fisiológico o metabólico respecto a la proteína”. Por tanto, los deportistas veganos no presentan ninguna carencia  a nivel de proteínas ya que, por ejemplo “hay alimentos de origen vegetal como laquinoa,que es un pseudocereal, que tiene la misma composición de aminoácidos que el huevo”, ejemplifica Ortega.

La dieta que un corredor necesita debe contener “más glucosa (hidratos de carbono) y más proteínas porque ha habido un desgaste”, aconseja Ortega. La dieta vegana es recomendable para la práctica del deporte ya que un vegano consume grasa, pero “la mayor parte de ésta la obtiene de los frutos secos”, explica Ortega. Por tanto, estaríamos hablando de “grasa poliinsaturada, la cualtiene el efecto contrario que la grasa saturada que se obtiene de la dieta omnívora: ayuda a la salud cardiovascular”, concluye.

Es muy importante llevar una buena alimentación para evitar ‘la anemia del deportista,que generalmente se asocia en mayor medida a mujeres debido a la pérdida de hierro que comporta el ciclo menstrual. Por ello, Manuel Ortega recomienda la ingesta regular de legumbres y vegetales de hoja verde, ricos en hierro y calcio, como lentejas, espinacas y acelgas. La carencia de hierro puede provocar “sensación de debilidad, rampas y fatiga”, advierte. Además, Ortega recomienda la suplementación de B12 ya que esta vitamina “influye a nivel neuromuscular, se vería comprometida la activación muscular y no se rendiría igual”.

“Formar parte del Club Veggie runners me ha ayudado a conocer mis límites, tanto personal como deportivamente. Nos resolvemos dudas y nos pedimos consejo acerca de la nutrición, nos servimos de apoyo unos con otros”, describe Toni García.  En una sociedad tan sedentaria como la nuestra el grupo de veggie runners ha conseguido animar a muchos deportistas afines a la filosofía de vida vegana a tomar parte, demostrando que la práctica de deporte es una actividad muy saludable que no está reñida con la dieta vegana y con la que pueden al mismo tiempo reivindicar la injusticia que representa el sufrimiento animal.

 

 

 

El comerç sobreviu amb l’esperança de mesures que incentiven el consum

Davant una realitat económica delicada, les associacions valencianes defensores dels comerciants, senten impotència i demanen a l’Administració que prenga iniciatives per a impulsar un sector que representa el 11,3% del PIB regional, segons xifres de l’INE.

A la Comunitat Valenciana hi ha moltes portes que se tanquen. Són les portes de comerços tradicionals i professionals. Son les de xicotetes empreses especialitzades amb una llarga tradició familiar. Son les portes d’aquells que un dia van apostar per una idea emprenedora que contribuiria a la societat i que suposaria una forma digna de vida. Són les portes del qui, segons l’Institut Espanyol d’Estadística (INE), han generat en els darrers anys més del 52% d’ocupació a la Comunitat Valenciana i també dels qui lluiten cada dia per sobreviure amb dignitat i amb l’esperança de que, algun dia, les institucions prendran mesures que, con diuen, impulsen el consum i els possibiliten mantindre el seu negoci sense veure’s abocats a tancar.

El anys de crisi econòmica estan següent molt durs per a ells. Diuen que la pressió fiscal que ha hagut sobre l’autònom en estos últims anys ha sigut important, que el recolzament de l’Administració ha sigut nul i que les entitats financeres els han tancat l’aixeta per a aconseguir uns crèdits d’imports mínims però que a ells els ajuden a comprar productes i a negociar amb els proveïdors. I és que els xicotets comerciants valencians pensen que estan sofrint, d’una banda, unes dures mesures imposades per l’Administració que frenen el consum de la societat i, d’altra banda, les dures conseqüències de una profunda crisi de la que es senten de tot menys responsables.

Daniel Martínez i la seua germana Pilar tenen en l’Avinguda Vicente Blasco Ibáñez de València una tenda d’esport des de fa prop de sis anys. Daniel conta que la botiga funcionava bé, que l’havien adquirida per un traspàs i que era rendible. Però amb la crisi tot va canviar. Les ventes els han abaixat al voltant d’un 30% i els centres comercials como ara Decathlon els estan fent molt de mal. Daniel sols demana poder seguir treballant, i per això necessita que “abaixen els impostos i pagar menys a la Seguretat Social per els treballadors per a poder mantindre’ls”.

El cas de Ana López és un poc distint. La seua floristeria té 26 anys i, encara que es una autèntica especialista en crear centres artesanals de flors, a ella la crisis li afecta per partida doble. I és que, a banda de la situació econòmica i “l’absència de mesures per a que circulen els diners entre els consumidors”, està afectada per la competència deslleial d’una tenda xinesa que té al costat del seu negoci. Els dos tenen flors i plantes però a preus distints. Les plantes d’Ana són més cares perquè, segons explica, són de una qualitat millor però la gent les compra en la tenda xinesa “perquè no volen gastar-se massa diners”.

Àngels i el seu marit tenen una papereria des de fa 19 anys. Abans de la crisi podien sobreviure sense problemes però ara conten que els dona per a menjar i pagar les despeses. Es senten ofegats pels impostos i es queixen de que la gent no té diners per a gastar. Demanen unes altres mesures polítiques i, de pas, “uns altres polítics”. Ara es senten majors i, amb la tranquil·litat de que el seu fill ha pogut continuar amb la seua carrera d’investigador a l’estranger, ells pensen en poder sobreviure per arribar a la jubilació.

El jove rus Anton Zakarov lluita amb optimisme pels seus negocis. Va començar fa 15 anys en el negoci de l’hostaleria a la ciutat i té dos bars, un a la zona de la Plaça Xúquer de València i l’altre a les afores. Anton diu que la gent no gasta com fa uns anys i, per a poder atraure clients, està a favor de tindre algun detall amb ells, com ara regalar-li uns cacaus i unes papes amb el refresc. “Fem tot el necessari per a que el client torne excepte rebentar el preus: la qualitat té un preu”, subratlla.

Davant esta realitat, les associacions valencianes del comerç pareix que poden fer poc. La presidenta de la Confederació de Comerciants i Autònoms de la Comunitat Valenciana (COVACO), Encarna Sanchis, demana a les institucions que els escolten i que es prenguen mesures per a un sector que, segons la responsable, està patint “el pitjor moment que ella pot recordar”. “Es necessari incentivar el consum, que les entitats financeres donen crèdits i que baixen els impostos”, afirma Sanchis.

El mateix pensa la presidenta de la Confederació Empresarial del Comerç Valencià (CECOVAL), Isabel Cosme, qui apunta que el “punt dèbil” d’esta crisi està en el consum intern de l’economia que diu que s’ha s’impulsar però, d’altra banda, mostra un cert optimisme i confia en la millora, poc a poc, del sector i en la capacitat de lluita i d’esforç dels empresaris que, per a ella, “sempre miren la realitat amb el got mig ple“.

Les úniques xifres que pareixen ser positives són les de la Conselleria d’Industria i Economia de la Generalitat Valenciana. Ells diuen que des de el mes de gener fins este passat mes de setembre, es van crear 8.301 empreses a la Comunitat Valenciana, una xifra que representa un 6,8% més que durant el mateix periode de 2012. De les xifres de destrucció d’empreses diuen que no tenen cap informació.

Els mateix ocorre amb la Càmara de Comerç de València des de on el departament de Comunicació posa en dubte la situació de destrucció de teixit empresarial valencià i des de on han ovbiat respondre a unes preguntes en relació a valorar la situació actual de la PYME valenciana i a donar el seu punt de vista sobre les mesures que es podrien posar en funcionament per a millorar el consum.

En relació a esta informació i a estes xifres, la presidenta de COVACO, Encarna Sanchis, es mostra cauta. Afirma que la destrucció d’empreses està sent “molt forta” i que estes xifres son “parcials”. “Els números seran vertaders però hi ha que ser conscient que molts locals estan tancant la persiana i dels que es creen s’ha de veure si aguanten”, subratlla Sanchis.

Així mateix, la presidenta de CECOVAL, Isabel Cosme, comenta que és “molt fàcil tindre una S.L. i tindre-la inactiva”. “Per a nosaltres no son empreses fins el moment no tinguen activitat i, especialment, la situació ideal és que tinguen activitat i treballadors”, explica. I afegeix: “Sincerament, no és una xifra que siga significativa i no podem traure ninguna conclusió positiva. De totes formes no és qüestió de fer més empreses sinó de que les empreses es consoliden.”

La llibertat d’horaris comercials no pareix ser positiva per a les xicotetes empreses valencianes. Així, la presidenta de COVACO, assegura que obrir més hores “no suposa guanyar més diners” i més quant “els consumidors no poden gastar”, i, la presidenta de CECOVAL apunta que el xicotet empresari “no té estructura per a obrir el cap de setmana també i tampoc li resulta rendible”.

La crisi econòmica està canviant el tipus de comerç. Així, la presidenta de COVACO apunta que cada vegada hi ha comerços més originals com ara les botigues de galetes personalitzades que abans no existien. O, com explica la presidenta de CECOVAL, “ara hi ha més franquícies que mai” tal vegada perquè hi ha “emprenedors joves amb estudis i amb idees innovadores que sense experiència però amb uns diners, aposten per un negoci que creuen tindrà una certa estabilitat”.

Respecte al futur del comerç valencià pareix que aquest passa per l’optimisme i l’esperança en la determinació d’iniciatives per part de l’Administració que impulsen l’activitat econòmica. Així ho afirmen les responsables de les dos entitats defensores del comerç valencià que, a més, confien en la “capacitat de lluita i de sacrifici” d’uns autònoms que, segons el INE, generen un treball estable, i, a la Comunitat Valenciana representen el 11,3% del PIB regional i un volumen de negocien mils de euros de 22.395.357.

 

 

 

Entrevista a Paco Sanz, portavoz de la plataforma Xúquer Viu: “Se seguirá suministrando agua contaminada a los municipios de la comarca de La Ribera”

Tras 30 años de contaminación del agua potable en la comarca de La Ribera, el equipo de gobierno de Carcaixent ha tomado la iniciativa para paliar esta problemática. El agua para consumo humano se obtendrá de la mezcla de agua superficial del río Xúquer con la obtenida por la nueva potabilizadora recientemente inaugurada. Paco Sanz, el portavoz de la plataforma Xúquer Viu nos ofrece su punto de vista al respecto.

P: ¿Qué valoración puede hacer sobre la calidad del agua de La Ribera?

R: La situación es grave. Ya hace décadas que están contaminados los dos acuíferos de La Ribera. Tradicionalmente, el agua para abastecimiento humano venía de acuíferos donde se obtenía agua de buena calidad, pero las prácticas de agricultura intensiva a base de fertilizantes han causado la contaminación.

P: ¿Qué tipo de contaminación encontramos en el agua de la comarca de La Ribera?

R: En primer lugar, una contaminación de nitratos y sulfatos, especialmente de nitratos, que desde hace ya unos cuantos años superan los 50 mg/l que es lo que aconseja la OMS como el nivel máximo de nitratos; y en estos dos últimos años han aparecido, además, pesticidas del agua de los acuíferos lo que ha originado que en algunos de estos pueblos se haya tenido que dejar de consumir agua de boca. Se ha llegado incluso a tener que cortar el suministro y prohibir su utilización para el consumo humano. Algunas localidades han tenido que hacer grandes inversiones en plantas que eliminaran los pesticidas con filtros de carbono activo.

P: ¿Cuáles han sido las causas de esta contaminación?

R: El problema es que una vez contaminados los acuíferos no se ha puesto ningún remedio. De hecho, en algunas ocasiones se han aprobado algunos decretos sobre códigos de buenas prácticas agrarias pero no se ha realizado ninguna evaluación de ello. No se han tomado medidas como puede ser la protección de las fuentes de agua, tendría que haberse establecido un perímetro alrededor de los pozos donde no se pudiera cultivar o utilizar sustancias que no fueran naturales.

P: Llegados a este punto, ¿cuál sería en su opinión la mejor solución?

R: La solución es abastecerse del agua disponible de la mejor calidad posible y, al estar los acuíferos contaminados, ésta es la procedente del rio Xúquer. Estamos hablando de agua del embalse de Tous pero las obras que tenían que haberse concluido para llevar agua de calidad a las distintas poblaciones de La Ribera se han ido alargando porque la Generalitat optó por extraer el agua de otro acuífero hace unos 4 ó 5 años y la Confederación dijo que no era posible porque ese acuífero era precario y podía afectar a determinadas áreas protegidas. Fue  entonces cuando se decido extraer el agua superficial del río y construir una potabilizadora. El dinero invertido en construir esos pozos ha perdido y a día de hoy el agua potable no llega a las distintas poblaciones.

P: ¿Cuáles son las poblaciones afectadas?

R: Son 13 poblaciones afectadas, algunas de ellas bastante grandes, como Alzira, Algemesí, Carcaixent, Cullera o Sueca. La propuesta es mezclar el agua que viene del río con el agua contaminada por nitratos, esa solución no convence porque la mezcla seguiría dando agua con nitratos. El mezclar el agua del río con la del agua de los acuíferos contaminados no es la solución por tanto eso es lo que se critica de esta solución. Se seguirá consumiendo agua contaminada.

Francesc La-Roca: “La medida de la potabilizadora es un parche más”

La Fundación Nueva Cultura del Agua se constituyó en 1998 como una entidad sin ánimo de lucro y de ámbito Ibérico (España y Portugal). Ese mismo año tuvo lugar el I Congreso Ibérico sobre Gestión y Planificación de Aguas en Zaragoza y, del movimiento de reflexión y debate surgido entonces, nació la necesidad de crear la Fundación. Desde ese momento la FNCA asume la organización del Congreso, de carácter bianual, que participa del apoyo de más de 70 Universidades Españolas y Portuguesas. Francesc La-Roca, uno de los miembros más activos de la Fundación ha explicado su punto de vista al respecto del problema de la contaminación del agua potable en la Comarca de la Ribera.

P: ¿Cómo valora usted la situación de contaminación de agua en La Ribera?

R: Es una situación intolerable que hay que revertir lo antes posible. En la Ribera el agua de boca está muy deteriorada, hasta el punto de que en numerosas ocasiones no se puede utilizar ni para beber ni para cocinar por la contaminación por nitratos y por la aparición de rastros de herbicidas en unas concentraciones superiores a las permitidas. Hay que tomar las medidas para que los ciudadanos de La Ribera tengan acceso a un agua de boca saludable.

P: ¿Qué opinión le merecen las últimas medidas tomadas por el equipo de gobierno de Carcaixent?

R: Se han tomado algunas medidas de emergencia como poner cubas para el abastecimiento de los ciudadanos para que vayan al camión o se han puesto plantas de desnitrificación, pero son sólo medidas temporales. Hay que coger algo de perspectiva para analizar las causas de la contaminación del agua de boca en La Ribera. Lo que se está tomando son medidas provisionales. La utilización de filtros de carbono, la ósmosis inversa es provisional.

P: ¿Cómo comenzó el problema de la contaminación del agua en la comarca de La Ribera?

R: En la Comunitat Valenciana, tradicionalmente el agua de boca ha sido subterránea, solamente en las grandes aglomeraciones, como es el caso de Valencia el agua subterránea comienza a contaminarse, especialmente por aguas fecales y entonces se establecen los sistemas modernos de captación de captación superficial, potabilización y distribución por la red pero hasta hace unos 50 años los pueblos de La Ribera, L’Horta, del Turia han utilizado el agua subterránea porque es un buen almacén, no está tan sometida a los estiajes como el agua superficial y daba un agua de calidad. Debido a las transformaciones de la agricultura, por la intensificación de la agricultura, el uso y abuso de fertilizantes químicos y de herbicidas y pesticidas, la calidad del agua subterránea ha ido bajando.

P: ¿De qué manera se hubiera podido evitar esta contaminación?

R: Hay medidas elementales que deberían haberse tomado como los perímetros de protección que están obligados por la Directiva Marco del Agua, que no se aplicaron y esto facilitó la llegada de estos productos al agua subterránea. Por tanto, recuperar o revertir esa situación tiene que ser el horizonte político, es decir, volver a tener agua de calidad en los acuíferos. El punto de deterioro y la lentitud de la posible reversión obliga a tomar medidas transitorias de mejora de la calidad y, entre estas medidas, la más razonable es acudir a aguas superficiales, es decir, en el caso de La Ribera, a agua del propio río Xúquer, potabilizarla y distribuirla pero eso es una solución intermedia de cara a conseguir el objetivo final que debe que ser la recuperación de las aguas subterráneas.

P: Sin embargo, la solución adoptada finalmente ha sido mezclar de agua potabilizada con agua de los acuíferos contaminada por nitratos, ¿cree que es otra posible solución para resolver el problema del agua potable?

R: Eso continúa siendo un parche. La contaminación del agua se mide en términos de concentración. Si tienes un agua contaminada y le añades agua limpia, la concentración baja y, aparentemente, es una concentración aceptable pero de todas formas en términos generales, desde una perspectiva más amplia es una solución tramposa, parcial y tendríamos agua en con unos niveles tolerables pero no resuelve el problema de fondo que es el del deterioro de los acuíferos.

P: En su opinión, ¿Qué soluciones deberían tomarse de cara a erradicar el problema completamente?

R: Hay que tener en cuenta la Directiva Marco del Agua y tomar éstas y muchas otras soluciones para mejorar el estado de los ecosistemas acuíferos/acuáticos y así mejorar la capacidad de los propios ecosistemas para depurarse, para ofrecer agua para usos sociales en condiciones deseables. Hay que ir a la raíz de los problemas. Deberíamos caminar hacia una agricultura menos intensiva, hacia modelos de agricultura ecológica, y menos utilización de productos fitosanitarios de origen químico que son los que tienen la toxicidad.

Agricultura ecológica, el pulmón verde de la huerta valenciana

 Mientras el sector agrícola no deja de sufrir varapalos institucionales, la sociedad sigue en movimiento. Es el caso de la Asociación Reforesta, que desde 2012 ha impulsado la iniciativa Huertos Compartidos en numerosos puntos del territorio nacional. Uno de ellos es Valencia, donde la cantidad de tierra cultivable abandonada avanza de manera estrepitosa. “El objetivo es impulsar los huertos familiares de autoconsumo, fomentando un trueque donde el propietario cede gratuitamente el terreno, el hortelano aporta su experiencia y su trabajo manteniendo el campo, y comparten la cosecha”, explica el coordinador de Huertos Compartidos, Santi Cuerda. Además, el requisito indispensable para cultivar estas parcelas es la ecología y, en este sentido, Cuerda subraya: “Los huertos compartidos deben cultivarse, necesariamente, con técnicas de horticultura ecológica”.

Con más de 300 usuarios en la Comunitat Valenciana interesados en participar en este proyecto, la asociación abre la posibilidad, para aquellos con escasa formación en el sector, de asistir al huerto-escuela situado en Torrent. Y es que los precursores de esta iniciativa lo tienen claro, porque como reivindica su coordinador, se debería hacer un “esfuerzo por parte de las Administraciones” para ayudar a impulsar la comercialización de estas producciones ecológicas “con el fin de que no se destinen mayoritariamente a la exportación”. Resulta alarmante conocer que España es el primer productor ecológico europeo por superficie dedicada al cultivo, pero sólo queda aquí una ínfima parte de la producción. Esta circunstancia comporta el encarecimiento de los productos ecológicos en el mercado interno, una dinámica que dilapida el consumo. Porque la agricultura ecológica, como apunta Cuerda, simboliza “salud, precio justo para el agricultor y respeto al medio ambiente”.

 

 

La Unió de Llauradors i Ramader pone en marcha su iniciativa “Punt de sabor”

Punt de sabor. Así se llama esta iniciativa de la Unió de Llauradors i Ramaders destinada a recuperar los productos de la tierra, ofreciendo una gran calidad como factor de diferenciación.  “Hay muchas zonas de interior que tienen un producto diferenciado y los habíamos olvidado”, afirma el secretario general de la Unió de Llauradors, Ramón Mampel.  El sector agrario es uno de los sectores más castigado de nuestro país: Cultivos que se tiran a la basura porque no sale rentable comercializarlos, grandes inversiones económicas y de trabajo realizadas por parte del agricultor y muy poco beneficio (o incluso pérdidas). Y parece que éste es el modelo que desde el sindicato se plantean cambiar. “Pensamos que estas variedades autóctonas, y productos diferenciados que tenemos, son tesoros e intentamos dignificarlos”, afirma Mampel. Variedades autóctonas cultivadas de manera ecológica es lo que ofrece esta tienda, ubicada en pleno centro de la ciudad de Valencia, y especializada en frutas y verduras de la Comunitat Valenciana. Y es que para el sindicato, la mejor opción es “la venta directa y distribución, sin intermediarios, de frutas y hortalizas procedentes de la agricultura ecológica de nuestras huertas”. Y qué mejor manera para los consumidores de conocer lo que comemos e iniciarse en el comercio de proximidad.

Una respuesta a “Más…

  1. Pingback: Una esperanza para la huerta valenciana | Agronatur La Ribera·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s